¿Café y ejercicio? Sí, esto podría aumentar tu rendimiento si sigues las recomendaciones.

¿Café y ejercicio? Sí, esto podría aumentar tu rendimiento si sigues las recomendaciones de los expertos

¡Atención deportista! Te damos 6 consejos de vida o muerte al practicar deportes a altas temperaturas.
22 julio, 2019
Los 5 lugares favoritos en México para tomarte una foto y colgarla en Instagram.
25 septiembre, 2019
Mostrar todo

¿Café y ejercicio? Sí, esto podría aumentar tu rendimiento si sigues las recomendaciones de los expertos

Los especialistas del Centro de Salud Harrison Sport Nutrition recomiendan hasta una toma de 6 miligramos por cada kilo de peso.

Cantidad que se requiere ingerir, horarios y el impacto en el cuerpo: Todo lo que necesitas saber te lo contamos.
¿Se acerca la fecha de la competencia o simplemente quieres dar un extra en el entrenamiento? Quizá la solución la puedas encontrar entre los numerosos suplementos que prometen mejorar tu rendimiento. ¡Pero no tan deprisa aventurero! Muchos de ellos no están respaldados por ningún tipo de estudio. Pudiendo traer consigo más estragos que beneficios. A excepción de estos otros, tenemos la bendita cafeína: la sustancia psicoactiva (legal) que cuenta -entre otras- con más respaldos científicos. 

Si nos preguntas directamente y sin rodeos, la respuesta es que sí. Sí es muy aceptado el uso de cafeína para el ejercitamiento de larga y mediana duración. En estos dos casos existen numerosos estudios que apoyan su eficacia, por ejemplo en el tratado en Effect of caffeine on sport-specific endurance performance: a systematic review, el aumento de rendimiento promedio fue de entre 3.2 % y 17% en ejercicios de resistencia; porcentaje crucial para obtener el oro, recorrer cierta distancia o, simplemente, llegar hasta la cima de la montaña en menor tiempo (siempre con tu Dome 360° para grabar toda la experiencia). 
Vamos más lento: saber el horario indicado, la cantidad por tipo de cuerpo, frecuencia de consumo (nivel de habituación) y el modo de ingestión es indispensable para que esta fórmula traiga consigo los beneficios que tanto promete. 

Es evidente que la cafeína tiene efecto ergogénico que ayuda a mejorar el rendimiento deportivo, pero es específica para la condición del deportista, así como la intensidad, duración y modo de entrenamiento.

Paloma Sala. Atleta de alto nivel, entrenadora personal y de running.

 

¿Cómo usar la cafeína para dar lo mejor de ti?
Al consumir cafeína, el cuerpo entra en una fase de mayor alerta y excitación. Es así como los entrenamientos pueden no sentirse tan duros tras haber consumido una dosis determinada. 
Pero, ¿en qué cantidad?
La cafeína afecta más a unas personas que otras. Eso es innegable. Para esto, los investigadores han llegado a una fórmula que parece no fallar seas cafeinómano o bebedor ocasional. Los especialistas del Centro de Salud Harrison Sport Nutrition recomiendan hasta una toma de 6 miligramos por cada kilo de peso. Es decir, si eres una persona con un peso de 70 kilogramos, lo indicado es ingerir 420 mg de cafeína antes del entrenamiento. Lo correspondiente a dos tazas de café cargadas, dos expresos o dos pastillas con 200 mg de dosis.  
Te recomendamos comenzar por la mitad. Así puedes ir midiendo los beneficios y tener un punto de partida para que decidas si aumentar o permanecer en cierto número de miligramos ingeridos. 
Tus límites nunca se habían visto tan superables, ¿verdad?
Ahora, en qué momento consumirla es una pregunta que se resuelve rápido: Una hora antes del entrenamiento. Se ha detectado que el pico de energía toma lugar en tu cuerpo una hora después de ser ingerido. Sus efectos pueden durar entre tres y seis horas. 

Nunca recomendaremos su uso para deportes o entrenamientos de corta duración precisamente por su notoria presencia en el cuerpo por horas. Los músculos recurrirán al glucógeno en la primer instancia del ejercicio para después tomar energía de la cafeína. Si el entrenamiento acaba antes de que la cafeína haga su parte, el cuerpo la utiliza de maneras no tan agradables que te podrán traer dolores de cabeza, picos de presión arterial, agotamiento muscular, entre otros. 
Estos efectos secundarios únicamente ocurren en dos casos muy específicos: 
1. Dosis excesivas.
2. Mal aprovechamiento de sus beneficios. Como el antes mencionado.
No son recurrentes, pero tenlo en mente para siempre obtener lo mejor de ella. 
Ahora ya lo sabes. Lo que parecía incompatible resultó ser todo lo contrario: Una fórmula ideal para quienes buscan dar el extra en sus actividades físicas que requieren resistencia y durabilidad. 
No te quedes con nuestras palabras. Consulta a tu entrenador, nutriólogo o médico si presentas interés en contar con un régimen que incluya cafeína para que lleguen a especificar el consumo que es indicado para ti. 
¡De aquí a la aventura! Pero antes un cafecito. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *